Cada año celebramos esta carrera
para sensibilizar sobre el drama que representa que cada día se diagnostique un nuevo caso de leucemia infantil en España, y también para recaudar fondos con los que financiar proyectos de investigación que ayudarán a evitar que dos de cada diez niños no superen esta enfermedad. Este año la carrera será un poco especial para poder cumplir con todas las medidas de seguridad que requiere la situación sanitaria actual.